Alemania se pone a la cabeza de la carrera cuántica en Europa con el ordenador más potente del continente

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Entre los ciudadanos ilustres de Ehningen, una ciudad alemana situada a media hora en coche de Stuttgart(Alemania), figura el ingeniero Jakob Friedrich Kammerer, al que se le atribuye la invención de las cerillas de fósforo precursoras de las que utilizamos hoy en día. A su legado se suma ahora la promesa del Q System One, el primer modelo del ordenador cuántico comercial instalado fuera de Estados Unidos y que, con un procesador de 27 bits cuánticos o cúbits, sitúa al país germano a la cabeza del continente. “Tal vez Kammerer no era consciente de la importancia de sus invenciones. Y muchos no somos conscientes de que hemos dado el salto cuántico. Los ordenadores cuánticos son nuestro futuro”, comenta Anja Karliczek ministra federal de Educación e Investigación durante la inauguración del equipo, celebrada este martes.El Q System One fue una de las atracciones principales de la feria tecnológica CES de 2019. Se presentó como el primer modelo apto para su uso fuera de laboratorios y en entornos industriales. “Los ordenadores cuánticos han pasado de ser un sueño para los físicos a ser un reto para los ingenieros”, razona Arvind Krishna, presidente de IBM. Y esta es la función que viene a desempeñar en su nueva casa en la organización Fraunhofer-Gesellschaft, pieza central de una red de centros de investigación cuántica cuyo objetivo es el desarrollo de aplicaciones prácticas para estas tecnologías. “Alemania está entre los mejores del mundo en investigación cuántica y pretendemos permanecer ahí”, sentencia la canciller Angela Merkel, cuyo gobierno ha invertido 2.000 millones de euros en un programa de innovación en tecnologías cuánticas.

“Esta iniciativa es un hito importante para la soberanía tecnológica de Alemania. Pronto podremos resolver problemas que ahora mismo ni siquiera pueden abordar los superordenadores más potentes”, vaticina Reimund Neugebauer, presidente de Fraunhofer-Gesellschat. Talentos como estos son especialmente prometedores en ámbitos como el desarrollo de fármacos, materiales, modelos meteorológicos o en la mejora de las capacidades de baterías y coches autónomos.

El optimismo de la cita contrasta, no obstante, con el escepticismo de otros expertos que advierten que, pese a los avances, aún nos queda mucho camino por recorrer para contar con sistemas de computación cuántica verdaderamente funcionales. “Estamos al principio de esta nueva tecnología, pero esperamos un enorme potencial disruptivo”, matizó Merkel.

Noticias Relacionadas

Alternativa online para Office

Share on facebook Share on twitter Share on telegram Fuente: GENBETA Lo primero que hacía cuando tenía en frente un nuevo ordenador, o formateaba uno

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish