Así se limpia (bien) el teclado del ordenador en pocos minutos

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

FUENTE: COMPUTER HOY

La limpieza del PC es un aspecto clave si quieres que tu equipo dure años. Pero no nos referimos solamente a mantener limpias las rejillas de ventilación o eliminar la suciedad de la pantalla; hay un elemento imprescindible en tu ordenador al que seguro que no prestas la atención suficiente: el teclado. ¿Sabes que hay una forma muy fácil de limpiar las teclas en cuestión de minutos?

La limpieza del teclado del ordenador suele ser la gran olvidada en muchas casas y oficinas. Pese a que el teclado es el elemento del ordenador con el que más horas en contacto pasamos a lo largo del día (a veces más incluso que con el ratón), muchas personas descuidan su limpieza y por pura dejadez acaban por dejar que se acumule suciedad entre las teclas. Por suerte, hay una solución incluso para los más perezosos.

Limpiar bien el teclado no requiere en absoluto tener que desmontar una a una todas las teclas, o al menos no de forma habitual: salvo que quieras llevar a cabo una limpieza a fondo (la cual se debe realizar tan solamente cada varios meses), basta con que le des la vuelta y lo sacudas ligeramente para que toda la suciedad caiga hacia abajo. Puede parecer evidente, pero mucha gente desconoce lo efectivo que es este método para eliminar ese polvo que se cuela entre las teclas.

Claro está que, si hablamos de una limpieza un poco más cuidada, lo ideal es que utilices unas herramientas -estamos hablando de un gasto de unos pocos euros- que te harán la tarea mucho más sencilla: una ‘pera’ de aire comprimido (aunque si es mucha suciedad la que tienes acumulada en el teclado, quizás te interese más un spray de aire comprimido) y un pincel es todo lo que se necesita para tener un teclado limpio.

Bien diferente es la cuestión cuando, aún habiendo eliminado todo el polvo, te das cuenta de que las teclas están grasientas. En ese caso, lo más efectivo es utilizar un algodón (o un bastoncillo), impregnarlo con alcohol de 90º (o una solución desinfectante) y pasarlo con suavidad -no vayas a borrar las letras- sobre las teclas. Pruébalo, y notarás enseguida la diferencia.

¿Y qué hay de los ordenadores portátiles? Más o menos, viene a ser lo mismo: la única dificultad puede residir en retirar las teclas del teclado para su limpieza a fondo, una tarea para la que te puedes ayudar de los denominados como spudgers: son unas herramientas que facilitan la retirada de las teclas en los portátiles (especialmente en aquellos que tienen un teclado con un recorrido muy corto), de forma que no tienes excusa para no mantener limpio incluso el teclado de tu portátil.

Tal y como sucede en muchos otros aspectos de la informática, la prevención es al fin y al cabo la mejor forma de evitar tener que perder el tiempo con aspectos tan triviales como la limpieza. Evitar comer y beber refrescos delante del ordenador (¿cuál crees que es el motivo de que las teclas estén grasientas?) ayuda a evitar esa sensación tan incómoda de trabajar con un teclado sucio.

 

Noticias Relacionadas

Adiós al WiFi, llega LiFi

Share on facebook Share on twitter Share on telegram FUENTE: EL GRUPO INFORMÁTICO Seguramente alguna vez has escuchado hablar de LiFi, la tecnología que pretende

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish