Brave no se conforma con su navegador: lanzará también Brave Search, un buscador centrado en la privacidad del usuario .

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

La compañía de software Brave es conocida, sobre todo, por el navegador web del mismo nombre, que se ha dotado de una creciente comunidad de usuarios seducida por su apuesta por la privacidad. Pero ahora ha anunciado la adquisición de Tailcat, con lo que cuenta también con su propio buscador.

Brave, ya propietaria de un lector de noticias (Brave Today), de una app de videoconferencias (Brave Together), de una plataforma de anuncios online (Brave Ads) y del servicio Brave Firewall+VPN, pretende convertir Tailcat en ‘Brave Search’, su nuevo buscador.

Hasta ahora, Tailcat era meramente un proyecto interno desarrollado por Cliqz con vistas a implementarlo en su propio navegador, un fork de Firefox también centrado en la privacidad y que no se seguirá desarrollando, si bien su equipo de desarrolladores sí se incorporará a Brave.

Primera misión: atraer a los usuarios de su navegador al buscador

Una vez se complete la transición a la nueva marca, en Brave confían en convencer a los más de 25 millones de usuarios activos de Brave (frente a los 11 que tenían hace un año) de que terminen usando su nuevo servicio de búsqueda, que tendrá la misma orientación pro-privacidad que el resto de su cartera de productos.

Sin embargo, Brave no apostará por cercenar la libertad de elección de los usuarios forzando el uso de su buscador, sino que se limitará a insertarlo en la lista de buscadores que pueden elegir tras la instación, y que ya incluye a Google y alternativas como Bing, Qwant, Ecosia, etc.:

“Continuaremos apoyando la ‘búsqueda abierta’ con múltiples motores alternativos”.

Así que, para convencer a los usuarios, la compañía ha asegurado que Brave Search se abstendrá de rastrear o de hacer perfiles de sus usuarios (es decir, que mantendrá el mismo enfoque que Tailcat); y que existirá la opción de pagar a cambio de ocultar los anuncios en el mismo.

Más aún: han puesto sobre la mesa la posibilidad de poner fin al debate sobre los sesgos de los resultados dejando la ordenación de los mismos en manos de un sistema gestionado por la propia comunidad de usuarios.

“Debido a su naturaleza transparente, Brave Search abordará los sesgos algorítmicos y evitará la censura total”.

“Bajo el capó, casi todos los motores de búsqueda actuales están construidos sobre los resultados de las empresas Big Tech, o bien confían en los mismos. Por el contrario, el motor de búsqueda de Tailcat está construido sobre un índice completamente independiente, capaz de ofrecer la calidad que la gente espera pero sin comprometer su privacidad”.

Un CEO con una visión clara para un nuevo ecosistema digital

Brendan Eich, el CEO de Brave, defiende que Brave Search tiene mucho que ofrecer que sus rivales no ofrecen:

“La ‘cola larga’ de Google es difícil de superar para cualquier motor [pero] hay aspectos en los que Google se está quedando atrás: les resulta difícil innovar en las búsquedas cuando esa es su principal fuente de ingresos”.

“Son reacios al riesgo de experimentar con nuevas técnicas o aplicando la transparencia, además de estar bajo la presión de los accionistas para que posiciones sus propios productos en el escaso espacio de la página de resultados”.

Eich parece estar creando un nuevo ecosistema digital en torno a la privacidad movido por dos convicciones muy claras: que la demanda de mayor privacidad es muy real y no va ‘pasar de moda’ a medio plazo, y que las grandes compañías

de Silicon Valley no tienen ningún interés en responder realmente a dicha demanda.

“Creo que la privacidad está aquí para quedarse, y que ahora la pregunta es cómo vamos a implementarla y a comercializarla eficazmente. Si no lo comercializas, puedes perder ante alguien que simplemente le pone perfume de privacidad a un cerdo y luego te dice que huele muy bien y sabe delicioso”.

Noticias Relacionadas

Alternativa online para Office

Share on facebook Share on twitter Share on telegram Fuente: GENBETA Lo primero que hacía cuando tenía en frente un nuevo ordenador, o formateaba uno

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish