Las redes sociales siguen siendo el centro de la vida social, especialmente entre jóvenes, y una sociedad cada vez más adaptada al uso de las nuevas tecnologías es uno de los factores que más riesgo tienen hoy en día.