Del 1G al 5G: así funcionan las redes móviles y todo lo que cambia tras cada salto de generación

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram

Básicamente, cuando realizamos una llamada o navegamos por internet desde el móvil, éste se comunicará inicialmente con la estación base más cercana (comúnmente conocida como antena) y de allí nos remitirá al núcleo de la red, que será el encargado de identificarnos y establecer la llamada o conectarnos a internet.

Para llevar a cabo este proceso, entran en juego diferentes partes de la red que vamos a diseccionar para conocer cómo funcionan las redes móviles en general y qué es lo que ha cambiado tras cada evolución de generación móvil desde el 1G al 5G.

Para diseñar las zonas en las que ofrecer cobertura, los operadores dividen el territorio en cuadrículas llamadas celdas o células, y sitúan en cada una de ellas una estación base. En estas estaciones base se encuentran las casetas, con los equipos electrónicos necesarios, baterías que garantizan su funcionamiento y sistemas de refrigeración; los postes y en lo alto, las antenas emisoras y receptoras de las señales de radio.

El número de estaciones base necesarias para una zona quedará definido por el número de usuarios que se vayan a conectar simultáneamente. Para irradiar su cobertura, cada celda utiliza unas determinadas frecuencias de radio, con un ancho de banda limitado, que delimita el número de canales disponibles para las comunicaciones, y del que dependerá el número máximo de dispositivos que pueden conectarse sin interferirse.

Las frecuencias de radio son subastadas por los Gobiernos de cada país y en función del ancho de banda disponible también podrán alcanzarse mayores velocidades de navegación. Además, estas frecuencias están disponibles en diferentes bandas, siendo mayor el alcance y la penetración de cobertura en interiores cuanto más baja es la banda. También será más cara al ser más preciada y por disponer de menor ancho de banda disponible.

Mientras la conexión entre nuestro smartphone y la estación base se establece de manera inalámbrica, la estación base se comunicará con el núcleo de red a través de conexiones de fibra o radioenlaces, para así poder seguir estableciendo con la comunicación, que hasta aquí, sólo ha recorrido sólo una parte del trayecto.

España cuenta con cerca de 40.000 emplazamientos, algunos de ellos compartidos por equipos RAN de varios operadores.

En España, lo habitual ha sido habitual utilizar 900 MHz y 1,8 GHz para 2G, 900 MHz y 2,1 GHz para 3G, y 800 MHz, 1,8, 2,1 y 2,6 GHz para 4G. Para el 5G de momento sólo está en uso en la banda media de 3,5 GHz, y está a la espera de poder disponer de los 700 MHz que serán subastados antes de verano tras haberse pospuesto más de un año debido a la crisis del coronavirus. Para el 5G con velocidades de vértigo, por encima de 20 Gbps, habrá que esperar a la licitación de la banda milimétrica o mmWave, prevista para antes de que finalice 2021.

De los operadores que despliegan red en España, MásMóvil es el único que por el momento no cuenta con espectro radioeléctrico en la banda baja por debajo de los 900 MHz mientras que Movistar, Vodafone y Orange cuentan prácticamente con la misma cantidad de espectro en las bandas bajas y medias.

El núcleo de red es el verdadero protagonista

Redes Moviles En El Mundo

Sirviendo las estaciones base prácticamente como intermediarios, la información sensible se ha venido almacenando y gestionando tradicionalmente en el núcleo de red. Este core es el encargado de la autenticación de clientes, del control de las llamadas, la tarificación, contiene las bases de datos de suscriptores y sirve de sistema de soporte a las operaciones (OSS) para la configuración de los elementos de red, su mantenimiento y la gestión de fallas.

Pero dependiendo de la arquitectura de red, que ha comenzado a soportar determinados casos de uso como el Edge computing, la información sensible también la encontraremos en las estaciones base por lo que vetos como el de Huawei han empezado a extenderse a la parte de radio y no sólo al núcleo.

Por ejemplo, en Reino Unido se han limitado la áreas del país donde se puede desplegar equipos radio de Huawei, catalogado como suministrador de alto riesgo, y también se ha restringido el porcentaje máximo de emplazamientos y de tráfico que puede encontrarse bajo un único suministrador de equipos. Y desde EEUU se ha pedido a los gobiernos de la UE que sean ellos quienes extiendan la prohibición a fabricantes chinos para impedir su presencia en todas las partes de la red.

Los equipos y antenas de las estaciones base de momento no han sido objeto de ningún veto por parte de la Unión Europea y la restricción a Huawei se había limitado únicamente al núcleo de red, aunque recientemente,

Aunque llegue a ser excluido totalmente del núcleo de la red, Huawei podrá seguir instalando equipos RAN 5G en una parte de la red,

Cuando realizamos una llamada, el teléfono se conectará a la estación base más cercana, que a su vez se comunicará con el centro de control o MTSO. Después, el núcleo informará a todas estaciones base hasta encontrar al usuario destino y establecerá la conexión. Algo similar ocurrirá a la hora de enrutar el tráfico hacia internet.

En todo momento, las estaciones base implicadas en la comunicación estarán coordinadas a través del MTSO para cambiar de estación base si nos encontramos en movimiento. De manera transparente y sin corte en la comunicación siempre que no se pierda cobertura, el teléfono cambiará la frecuencia para establecer conexión con la estación base más cercana.

Noticias Relacionadas

Alternativa online para Office

Share on facebook Share on twitter Share on telegram Fuente: GENBETA Lo primero que hacía cuando tenía en frente un nuevo ordenador, o formateaba uno

Leer más »

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EnglishSpanish